DESPIDOS

El despido podemos definirlo como aquella decisión llevada a cabo por un empresario con el fin de dar por finalizada la relación laboral mantenida con el trabajador. Ahora bien, no todos los despidos acontecen con las mismas circunstancias, dando pie a fijar el tipo según lo establecido en la ley.

En muchas de las ocasiones, esta situación coge de manera sorpresiva al trabajador. A la vista de una situación tan delicada y de nerviosismo, no sabemos que carta de despido vamos a firmar: si la indemnización es la que considero que me corresponde o si la liquidación es la correcta. Es por ello que recomendamos ante esta situación firmar la carta de despido con un NO CONFORME a fin de no agotar las vías en caso de la existencia de discrepancias entre las partes.

 

Desde la Carta de despido se abre un plazo similar a las demandas (con ciertas peculiaridades) para interponer la oportuna Papeleta de Conciliación ante los Servicios de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) en Madrid. De aquí que recomendemos presentar la Papeleta lo antes posible. Esto se debe a que, en caso de no poder llegar a un acuerdo entre empresa y trabajador, tener el tiempo suficiente para interponer la oportuna demanda ante la jurisdicción Social.

Podemos encontrarnos con tres tipos de despidos, que en función de cómo se catalogue, sus consecuencias (importe de las indemnizaciones o la readmisión) serán distintas.

1.- Despido Disciplinario: El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador como por ejemplo: las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo; La indisciplina o desobediencia en el trabajo; Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos... 

El despido disciplinario a su vez podrá ser considerado como procedente, improcedente o nulo.

 

   

 2.- Despido Objetivo: por todas aquellas causas recogidas en el artículo 52 del Estatuto de los trabajadores. Para ello debe de cumplir con sus tres requisitos indispensables, ya que en caso contrario el despido objetivo dejaría de considerarse un despido procedente por defectos de forma y nos encontrariamos ante un despido improcedente en su caso.

3.- Despido ColectivoA efectos de lo dispuesto en esta ley se entenderá por despido colectivo la extinción de contratos de trabajo fundada en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción cuando, en un periodo de noventa días, la extinción afecte al menos a:

a) Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.

b) El diez por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores.

c) Treinta trabajadores en las empresas que ocupen más de trescientos trabajadores.

Nosotros como despacho realizamos asesoramiento sobre gestiones a realizar en el Servicio Estatal Público de Empleo, Calculo de indemnizaciones y finiquitos, Asesoramineto de despidos, Fines de contratos, etc.. Para más información puede consultar nuestro DESPARAMENTO LABORAL.

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.